Las compras online llegaron a Latinoamérica para quedarse y de acuerdo a lo que dicen las tendencias, para crecer a un paso acelerado. Si bien se trata de una región que está por detrás de otras como Norteamérica, Asia o Europa en lo relacionado a e-commerce, el aceleramiento de los últimos años está generando gran expectación a nivel mundial. Latinoamérica tiene potencial para ser un grande en comercio electrónico.

E-commerce en Latinoamérica: El gran futuro que se nos viene

Para el 2018 en América Latina el comercio electrónico superará los US$100.000 millones, significando un incremento del 177% con respecto a 2014. Cifras que se sustentan, en parte, por el notable aumento de la conectividad, acceso a teléfonos inteligente y la creciente inversión en infraestructura. Esta fue una de las revelaciones de un estudio de IDC auspiciado por Paypal sobre E-commerce en Latinoamérica, el cual muestra muy en detalle las tendencias de los consumidores online en seis países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Según lo que dice este informe: “Latinoamérica se convierte en un mercado cada vez más importante en cuanto a comercio electrónico debido a que sus consumidores están gozando de los beneficios de las compras en línea, aunado a factores como una mayor conectividad y un aumento en la confianza hacia los métodos de pago”.

La conectividad y su crecimiento es la clave para E-commerce.

En 2012, alrededor del 42% de la población de los seis países encuestados tenía acceso a Internet. Para el 2018 se estima que sobre un 60% lo estará, siendo Chile el país con la mayor penetración (71%), seguido de Argentina (68%) y Colombia (66%). Actualmente los usuarios de internet en estos países pasan alrededor de 25 horas al mes en Internet, siete horas menos que la media a nivel mundial. Sin embargo entre los segmentos de mayor ingresos el uso se dispara sobre 300 horas mensuales, un dato a tener en cuenta.

¿Qué compran los Latinoamericanos?

Los productos con mayor demanda varían dependiendo del país, pero se observan algunas tendencias: vestuario, electrodomésticos y los equipos electrónicos siempre han tenido penetración en el mercado latino y la tendencia es al alza. Los colombianos son los más que más prefieren ítems de vestuario (69%), los brasileños compran muchos electrodomésticos (68%), los dispositivos electrónicos (67%) y los cosméticos (54%), similar a los chilenos que prefieren electrodomésticos y aparatos electrónicos (55%).

Si hablamos de la compra o contratación de servicios a través de internet, las reservaciones turísticas como venta de boletos de avión, bus, reservas hoteleras, arriendo de autos, etc, son muy populares en todos los países, pero son los colombianos los que llevan la delantera . Por su parte, los brasileños prefieren boletos para entretenimiento; mientras que los mexicanos son los principales consumidores de contenidos en línea de la región.

¿Qué desafíos tenemos por delante en E-commerce?

Si bien en general se ven de cifras alentadoras para el comercio electrónico, existen elementos que impiden un desarrollo más rápido del sector. Los temas que encabezan la lista son:

  • Seguridad y privacidad: los colombianos son los más temerosos respecto a la privacidad de la información que se maneja, pero las cifras muestras que poco a poco van mejorando y adaptándose a las nuevas tecnologías y a los nacientes estándares de seguridad.
  • Métodos de pago: Paypal sigue siendo el servicio más usado, pero soluciones locales de cada país van ganando terreno. Por ejemplo en Chile, soluciones como Khipu han surgido como una alternativa viable y confiable a Webpay, el líder del mercado
  • Servicios logísticos: la piedra de topes para mucho. En los países encuestados los servicios logísticos no están aún al nivel de desarrollo que existe en USA o Europa, lo que aún se refleja en servicios de alto costo y baja confiabilidad. Aún así, están surgiendo rápidamente nuevos actores que mejorarán la calidad del servicio rápidamente.

Referencia: Estudio IDC auspiciado por Paypal