Escribir una descripción de un producto que ayude a las ventas no es fácil, son una mezcla de variados factores que hacen de este texto unos de los principales elementos en e-commerce y también, uno de los más subestimados. Factores como tipo de producto, audiencia, optimización SEO y otros, hace que tener una buena descripción de productos no sea una tarea intuitiva. En este artículo hablaremos de los aspectos más importantes de la descripción que te permitirá implementarlas en forma rápida, estructurada y efectiva.

Usando una computadora portátil

El nombre del producto es lo primero.

El nombre del producto es el la primera información que recibe el potencial cliente al encontrar tu producto. Por un lado, para el cliente es tu carta de presentación, para los motores de búsqueda es uno de los atributos más importantes al momento de decidir si tu producto estará en los primeros lugares de búsqueda o no. Para efectos de simplificar qué tipo de nombre debieras elegir, podemos inferir a grandes rasgos que existen 2 tipos de descripciones, considerando si tu producto es, por un lado, común en el mercado o si es algo único. Empecemos con el primer tipo.

Si tu producto está en una categoría que puede comprarse en muchas tiendas online distintas, ropa, zapatos, maquillaje, etc, la única alternativa posible para diferenciarse del resto es crear nombres sean los más originales posibles, nombres que identifiquen al producto y a la marca que intentas mostrar, algo pegajoso pero a la vez que no haga dudar sobre las cualidades del producto. Ejemplos de este tipo de nombres hay por todos lados, Nasty Gal por ejemplo ocupa nombres atrevidos y únicos para cada prenda. Un bello vestido blanco a crochet pasa a ser algo totalmente distinto si lo llamamos “Nasty Gal Sentimental Lady Crochet Lace Dress”. Si este es tu tipo de productos, usa nombres creativos para sobresalir de la competencia.

De la misma forma, si tu producto es único, dificil de encontrar en otras tiendas online y quieres competir por el SEO usando términos genéricos, utiliza un nombre de producto más descriptivo, enfocado en sus características y sin ocupar nombres propios o adjetivos calificativos creativos. Si bien esto no te asegurará salir en los primeros lugares de resultados de los motores de búsqueda, será más fácil identificar de qué producto estamos hablando. Si son productos únicos, el diferenciador no está en el nombre sino en el valor único que ofrece al cliente.

No seas muy extenso en la descripción, la gente no quiere leer mucho.

La descripción no puede ser larga ni muy corta. Escríbela destacando no lo que tú creas importante del producto, sino lo que vaya a convencer al cliente de seguir leyendo, que haga click para saber más o simplemente guardar el producto. Apela a las emociones, a la razón de por qué ese producto es el ideal para él.

El largo de la descripción depende de las características del cliente, de quién es esta persona que tiene interés en lo que ofreces. Si estamos hablando de productos orientados a audiencias mayores, no podemos hacer descripciones demasiado cortas, estas personas se toman su tiempo para saber más y gustan de mayor información. En cambio, si hablamos de productos orientados a audiencias jóvenes, no seas demasiado extenso, ocupa un lenguaje directo acorde a tu audiencia y engancha emocionalmente con ellos.

Aún así, no hay un número mágico de palabras a usar, pero de acuerdo a nuestra experiencia, entre 90-120 palabras es un número aceptable para poder tener una descripción que exprese lo que realmente necesitas decir de tu producto.

Descripciones de producto tienen una estructura clara.

Para crear correctas descripciones es muy útil identificar todas aquellas secciones que son importantes para convencer al cliente de que tu producto es el indicado. No son solo palabras escritas al azar, sino que deben considerar un orden lógico que explicaremos a continuación.

Explica el producto y su propuesta única de valor (lo que lo hace distinto, qué necesidad resuelve). No seas muy extenso, anda directo al grano

Habla de sus características técnicas, explica sus funcionalidades más en detalle

Evita escribir oraciones que alaben exageradamente lo que haces, no todos te creerán y algunos lo tomarán como algo negativo

Detalla la situación en donde se ocuparía el producto para que haya una conexión emocional con el cliente. Explica por qué tu producto es el indicado

Usa un “call to action” (llamada a la acción) cuando corresponda, incentivando al cliente a tomar una acción, comprar, guardarlo, saber más, etc. Es el empujón final que necesita.

Todas estas secciones pueden ir en el orden que quieras, algunas tienen sentido que vayan al principio (explicacion del producto) y otras al final (call to action) pero el resto puede ir donde lo desees mientras se mantenga la coherencia y la historia se mantenga entendible.

Responde las preguntas clave para tu cliente.

Si respondes de alguna forma estas 5 preguntas a tu cliente, tendrás una mayor chance de que tu descripción ayude a cerrar la venta:

  1. ¿Cuáles son los atributos más importantes de tu producto?

  2. ¿Qué hace al producto único?

  3. ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

  4. ¿Para qué es usado tu producto?

  5. ¿Por qué debería comprar este producto?

No hagas copy/paste del contenido...Google lo sabrá.

Si tienes productos similares, no tengas las mismas descripciones en todos. No solo porque denotará una falta de profesionalidad, o porque los clientes lo verán, sino porque Google y otros motores de búsqueda lo sabrán y bajarán tu ranking dentro de la búsqueda. Cada producto es único, trata de demostrarlo haciendo cada descripción única.