Un blog y sus artículos te permiten llegar a tu audiencia de formas que otro tipo de contenido no puede. Te permite enseñar sobre lo que más conoces, apelas a las emociones de tu audiencia e incluso conducir tráfico hacia tus productos y generar ventas. Un buen artículo nace con la intención de entregar valor y no solo con la motivación de generar una venta.

Manos en un ordenador portátil

Se estima que más de 2.8 millones de blog posts se escriben todos los días en internet, un número no menor pensando que el contenido tiene como función agregar valor, pero no sirve de nada si no te destacas del resto del contenido presente.Esto no significa que los artículos están muertos, lo que hay que hacer es tener un enfoque más sistemático al momento de decidir qué artículo escribir, cómo hacerlo y cuándo.

Ahora, la primera pregunta relevante:

  1. ¿Debes contratar a alguien para escribir o hacerlo tu mismo?

    Puedes obtener distintas respuestas a estas pregunta, pero lo primero que debes hacer es cuestionarte lo siguiente:

    ¿Estás bien informado acerca de tu nicho y tus potenciales compradores? ¿Tienes tiempo para escribir al menos un artículo semanal? ¿Te gusta escribir y tienes cualidades para mejorar?

    Idealmente, el creador de la tienda online y del blog debería crear los primeros artículos para poder, primero, encontrar el foco y estilo que sirve para tu audiencia, y segundo porque en un principio el fundador es el que mejor entiende el valor que puede entregar a los lectores. Posteriormente, cuando ya hayas encontrado el tipo de contenido con mayor impacto, es hora de evaluar contratar a alguien más para que lo siga escribiendo, pero ahora ya tiene una serie de artículos de referencia de donde basarse.

    Si ya estás decidido a comenzar a escribir, aquí están los 3 pasos para la creación de un post exitoso. Respondamos entonces la segunda pregunta:

  2. ¿Cómo creamos un artículo exitoso, qué informe pero que también genere ventas?

    Encuentra una idea para el artículo y valídala antes de lanzarla. Si ya tienes escogido el tipo, estilo y temática de tus artículos para tu blog o si estás escribiendo como autor invitado en algún blog o revista online externa, hay un primera decisión a tomar sobre el artículo a escribir:

    • si quieres uno que genere tráfico durante un buen tiempo o
    • si vas a escribir algo puntual que genere tráfico momentáneo pero importante
    • Una mezcla de los dos anteriores

    El primero es el denominado Contenido Evergreen, artículos que es relevante ahora y lo seguirá siendo en el tiempo, por lo que estará en los resultados de las búsquedas en Google cuando las palabras claves sean requeridas. Son más complejos de escribir correctamente pero dará los frutos esperados El segundo tipo es el Contenido Temático, el cual tiene su peak de audiencia en un principio ya que fue diseñado y creado para una temática del momento que probablemente no generará el mismo interés en el futuro. Por último, si crees que puedes crear contenido que sea relevante en el momento y que pueda generar tráfico por mucho tiempo te recomiendo mucho hacerlo. Validar una idea de artículo es similar al proceso de validar un nuevo producto que quieres lanzar al mercado, debes comprobar que habrá cierta demanda por él.

    Acá les dejo algunos portales para inspirar algunas ideas y validarlas antes de ser escritas: - Buzzsumo es una buena fuente de inspiración para contenidos que entregarán resultados garantizados - Subreddits, donde puedes observar lo que se habla hoy en día - Twitter es el lugar por excelencia para ver las tendencias en actualidad nacional e internacional - Keyword Planner puede ayudarte a ver estadísticas en las búsquedas de ciertos temas online, además de sugerirte que palabras clave puedes ocupar tanto en los títulos como en el contenido

    Planifica y elabora tu artículo. Antes de ir a la guerra siempre hay que tener un plan, lo mismo para los artículos que pretendes escribir. Esquematiza la estructura del mismo, indicando cuáles son las ideas claves a desarrollar y sus objetivos, además del largo estimados que crees poder lograr. Ahora es el momento de poner todo junto. El artículo no es una serie de palabras mezcladas aleatoriamente, son grupos ordenados con el objetivo de entregar valor a tu audiencia, y esto lo logras mediante palabras, imágenes, videos y cualquier otro tipo de formato de la información que necesites. Considera insertar algún elemento visual entre cada 80 o 100 palabras, esto te duplicará la probabilidad de que el artículo sea compartido en redes sociales.

    Acá algunas herramientas que pueden ayudarte a llevar el contenido a cabo: - StackEdit es un editor de texto que te permitirá escribir tus artículos sin distracciones y si lo deseas escribirlo en formato Markdown, ideal para subirlo a cualquier tipo de plataforma - Giphy para crear GIFs para insertar en tu artículo o buscar desde su gran base de datos - Canva para crear infografías fácilmente - Vine y Youtube para crear y subir contenido en video

    Edita y Optimiza el artículo, con Llamados a la Acción claros. Muchos cometen el error de revisar el artículo en forma poco exhaustiva o incluso no revisarlo para nada antes de apretar el botón para publicarlo. Los pequeños detalles harán una gran diferencia al momento de decidir si una artículo genera interés o no en tu audiencia, y lo último que debes hacer antes de dar por terminado el trabajo es revisar y evaluar tu artículo completamente antes de lanzarlo. Créeme que cinco minutos extra en esta actividad puede significar una gran diferencia. No es fácil crear artículos que generen ventas, pero créeme que la única forma de hacerlo es creando y probando qué artículos funcionan mejor para tu audiencia. Ahora que estás listo, ¡a escribir se ha dicho!