En la primera parte de este artículo hablamos de las primeras cinco métricas de interés para cualquier tienda online que te ayudarán a mantener el control que necesitas de tu negocio. Ahora te detallaremos las últimas estadísticas necesarias para cualquier negocio digital con el fin de mantener un crecimiento como corresponde y crear actividades que vayan de la mano, acá vamos!

  1. Ventas mensuales: antes te contamos de por qué es útil saber el número de ventas que completas cada mes, ahora estamos hablando del total de ventas que realizas en términos monetarios. Supongamos que tu tienda online vende camisetas personalizadas. Si cada camiseta la vendes por $100, y durante el mes vendiste 10 camisetas, las ventas mensuales (brutas, considerando impuestos) son de $1000. Esta métrica por si sola no es de las más importante, pero si cobra importancia si las ocupamos como punto de referencia al compararla con los costos totales mensuales que tienes. Si tus costos están sobre tus ventas totales claramente aún no alcanzas Break Even (punto de quiebre), que se refiere al punto que que comienzas a obtener ganancias de tu negocio. Una vez que comiences con tu tienda online es importante que tengas muy claro las ventas mensuales que necesitas para que el negocio se mantenga funcionando, así sabrás implementar las acciones correctivas necesarias con un objetivo específico.

  2. Orden promedio: supongamos que tu tienda online tiene muchos artículos distintos y tus clientes ponen varios de ellos en el carro de compra, haciendo subir el tamaño de la orden de compra y quizás hasta califiquen para recibir su envío gratuitamente. También tendremos clientes que compren un solo producto y que estarán dispuestos a pagar por el envío, pero muchos al ver el costo de envío abandonarán el carro sin dudarlo. El valor de tu orden promedio te indicará cuánto están comprando tus visitantes, permitiéndote medir el resultado de todas las actividades enfocadas en incrementar el tamaño de la orden. El tamaño ideal dependerá de tipo de producto y el mercado, pero obviamente siempre querrás que sea lo máximo posible para poder minimizar los costos de packing y para minimizar el riesgo de abandono del carro de compras otorgando un envío gratis de ser posible.

  3. Margen promedio: no sirve vender muchos productos si el margen de ganancias que obtienes es demasiado bajo, ya que te hará imposible mantener el negocio en el largo plazo. Hay varias formas de llevar el control de los márgenes, lo más importante es que seas consecuente con los cálculos a través del tiempo. Usualmente si tu producto es muy común y hay mucha competencia, los márgenes pueden llegar a ser muy bajos (5-15%) por lo que necesitarás un gran volumen de ventas para mantener a flote tu tienda online. Por el contrario si la competencia es baja y los productos son únicos podrás tener un margen mayor y no dependerás de un gran volumen de ventas, pero el.flujo de visitantes será claramente menor si es que tu producto no se hace viral de alguna forma.

  4. Clientes que no retornan (churn) o que sí lo hacen: para muchos con experiencia en E-commerce la principal métrica a considerar, sea cual sea la etapa de desarrollo o la industria en que te encuentres, es la métrica que te indique el nivel de satisfacción de tus clientes expresado de la forma más simple: que vuelvan a comprar recurrentemente. Por esto, si bien este tipo de métrica no está claramente explicitada en herramientas de analítica como Google Analytics, deberás calcular cuántos de tus clientes compran nuevamente, luego de un período de tiempo definido por ti mismo. Si crees que la rotación de tu producto o la periodicidad con que la gente debería volver a tu tienda es cada 1 mes, considera este intervalo de tiempo y calcula el porcentaje del total de clientes que constantemente vuelve.

  5. Costo de Adquisición del Cliente (CAC): Esta es una métrica que no todos conocen pero es muy relevante al momento de decidir las actividades de marketing que efectúas para atraer clientes. El CAC se refiere al costo que significa para tu e-commerce obtener un cliente nuevo (que pague por productos). Hay muchas formas de calcularlo, pero a grandes rasgos debes considerar el presupuesto que destinas a tus actividades de marketing en un tiempo dado, ya sea Facebook Ads, Ads en Google, etc, determinar cuántos clientes nuevos obtuviste en este período gracias a estas actividades y obtener el valor que gastaste por cada uno de ellos (#clientes/costo total). Si sabes cuánto te cuesta adquirir un cliente y conoces aproximadamente lo que gastará cada cliente en el tiempo, sabrás bien si vale la pena seguir adquiriendo clientes pagados. Puede ser el caso que todos tus clientes llegues orgánicamente a través de Google y que no gastes nada para atraerlos, en este caso tu CAC es cero, pero con el tiempo verás la necesidad de comenzar a invertir en actividades de marketing online para incrementar tu base de clientes.

Ya lo sabes, acá una pequeña muestra de distintas métricas que te podrán ayudar en tu camino hacia crear una tienda online exitosa. Te aconsejamos no enfocarte en múltiples métricas simultáneamente como objetivos principales, toma una a la vez y comienza a experimentar con tus productos, precios, campañas y páginas de aterrizaje, así comenzarás a crecer en base a un proceso sólido basado en estadísticas reales.